Aeropuerto Gustaf III: Rémy de Haenen (SBH)

Embárquese en un viaje sin igual a las idílicas costas de San Bartolomé. El Aeropuerto Gustaf III, también conocido como Aeropuerto Rémy de Haenen o Aeropuerto de St. Jean, le sirve de puerta de entrada a este lujoso paraíso caribeño. Enclavado en la isla de San Bartolomé (St. Barts), este exclusivo centro regional da la bienvenida a los viajeros que buscan privacidad y elegancia. Dada la ubicación única del aeropuerto, sólo los pequeños turbohélices pueden navegar por su pintoresca pista.

Datos generales sobre el aeropuerto Rémy de Haenen

DatoDetalles
Localización GPS17.9044, -62.8436
Código IATASBH
Código OACITFFJ
Elevación48 pies (15 m)
Número de pistas1
Longitud de la pista0,6 km (2.119 pies)
Número de terminales1
Instalaciones y servicios disponiblesDespacho de aduanas, un FBO (Operador de Base Fija)

Aviación privada en el Aeropuerto Gustaf III

Operaciones aeroportuarias fluidas

Operaciones aeroportuarias en el aeropuerto Gustaf III de Saint-Barthélemy.
Operaciones aeroportuarias en el aeropuerto Gustaf III de Saint-Barthélemy.

En el aeropuerto Gustaf III, los clientes de jets privados son recibidos con un proceso excepcionalmente ágil. La ausencia de la necesidad de una franja horaria en el aeropuerto tanto para el aterrizaje como para la salida permite una experiencia de viaje flexible y eficiente. Esta comodidad se amplía aún más con la posibilidad de gestionar los trámites aduaneros directamente en el aeropuerto, lo que facilita una transición rápida del aire a tierra y viceversa, garantizando que los pasajeros disfruten de lo último en privacidad y eficiencia.

Servicios de operador de base fija (FBO) de élite

El Fixed Based Operator (FBO) del aeropuerto Gustaf III está diseñado específicamente para satisfacer las necesidades de los clientes de aviación privada. Este servicio ofrece una amplia gama de lujosas comodidades y atención individualizada, garantizando que todas las necesidades y preferencias de los pasajeros de jets privados se satisfagan con el máximo cuidado. El compromiso del FBO con la excelencia transforma su llegada y salida en segmentos fluidos y memorables de su viaje a Saint-Barthélemy.

Seguridad y experiencia sin compromisos

Aterrizaje de un avión en la pista excepcionalmente corta (2.119 pies) del aeropuerto Rémy de Haenen, en San Bartolomé.
Aterrizaje de un avión en la pista excepcionalmente corta (2.119 pies) del aeropuerto Rémy de Haenen, en San Bartolomé.

La seguridad es una preocupación primordial en el Aeropuerto Gustaf III, sobre todo teniendo en cuenta su pista de aterrizaje excepcionalmente corta, de sólo 2.119 pies. Esta característica, junto con el pintoresco pero desafiante terreno, requiere un mayor nivel de competencia por parte de los pilotos. Sólo los pilotos con certificación especializada, indicativa de su experta formación y experiencia, están autorizados a operar en este entorno distintivo. Este estricto requisito garantiza que todos los vuelos cumplan las normas más estrictas de seguridad.

A pesar de las dramáticas imágenes que a menudo se asocian con el aeropuerto, éste mantiene un excelente historial de seguridad, reforzado por los cualificados profesionales que pilotan las aeronaves comunes para el servicio comercial, como el Pilatus PC-12, Cessna 208B Grand Caravan, de Havilland DHC-6 Twin Otter, y Britten-Norman BN-2 Islander.

¿Por qué reservar su vuelo privado desde/a Saint-Barthélemy con LunaJets?

Acceso a una flota inigualable y personalización

LunaJets destaca en el ámbito de los viajes de lujo al Aeropuerto Gustaf III al proporcionar acceso a una completa flota de jets privados. Con nuestra innovadora herramienta de comparación de jets y la aplicación móvil de fácil uso, los clientes pueden seleccionar sin esfuerzo el jet que mejor se adapte a sus preferencias únicas, garantizando un viaje que se alinea perfectamente con sus deseos y necesidades.

Servicio al cliente y flexibilidad excepcionales

Nuestra dedicación a un servicio ejemplar se extiende más allá de los cielos. Los expertos en aviación de LunaJets están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana para proporcionar asistencia personalizada, garantizando que cada faceta de su viaje supere sus expectativas. Nos enorgullecemos de nuestra flexibilidad y atención al detalle, trabajando estrechamente con el Aeropuerto Gustaf III para satisfacer todas sus necesidades.

Además, nos complace organizar sin problemas traslados posteriores, ya sea en coche de lujo o helicóptero, para garantizar que su llegada y salida de Saint-Barthélemy sea lo más tranquila posible.

Conozca al equipo

Francesca Galante Private Aviation Advisor

Francesca Galante

Private Aviation Advisor

IT / EN / FR

David Behar Private Aviation Advisor

David Behar

Private Aviation Advisor

EN / FR / ES / IT

Nuestros Asesores de Jets Privados están disponibles 24/7 para ayudarle en cada paso del proceso de reserva.

Llámanos

Embárquese en su próximo viaje a Saint-Barthélemy con LunaJets, y experimente el epítome del lujo y la comodidad. Nuestro dedicado equipo se compromete a crear su vuelo privado perfecto, asegurándose de que cada momento de su viaje sea tan exquisito como el propio destino. Descubra la incomparable elegancia de Saint-Barthélemy: reserve hoy mismo su experiencia LunaJets.

Preguntas frecuentes

¿Puede LunaJets atender solicitudes urgentes de vuelos privados a Saint-Barthélemy?

Sí, LunaJets se especializa en atender solicitudes de vuelos privados de última hora con nuestra disponibilidad las 24 horas del día, garantizando que incluso las necesidades de viaje más urgentes se satisfagan con facilidad y eficiencia.

Qué medidas de seguridad existen para los vuelos privados al aeropuerto de Gustaf III?

LunaJets da prioridad a su seguridad garantizando que todos los jets privados cumplen con estrictas normas de seguridad y que los pilotos poseen la certificación y experiencia necesarias para navegar por el terreno único del Aeropuerto Gustaf III.

¿Por qué optar por la aviación privada en lugar de los vuelos comerciales a Saint-Barth?

Optar por la aviación privada ofrece un nivel de comodidad, rapidez y privacidad que los vuelos comerciales simplemente no pueden igualar, proporcionando una forma de viajar lujosa y sin estrés.